La lactancia materna es ese proceso en el cual la madre se encarga de alimentar a su hijo recién nacido a través de los senos, los cuales segregan leche después del parto.

Esta leche que producen los senos, debería ser el principal alimento por lo menos hasta los dos años del bebé, ya que contiene los nutrientes necesarios, entre ellos se encuentran grasas, carbohidratos, proteínas, vitaminas y minerales, factores anti-infecciosos y factores bioactivos.

Beneficios de la lactancia materna

La leche materna aporta todos los nutrientes necesarios

Protege el sistema inmunitario de los bebés

Reduce el riesgo de asma y alergias

Más fácil digestión que la lactancia artificial

Reduce la obesidad infantil

Ayuda a acelerar la recuperación de las mamas

Menor riesgo de depresión posparto

Disminuye el riesgo de cáncer de mama u ovario

Ayuda a los huesos

Ayuda a las mamás a perder el peso que han ganado durante el embarazo

Como podrás darte cuenta, la lactancia materna genera muchos beneficios para la mamá y el bebé, pero seguro no te has puesto a pensar que además ayuda mucho en nuestra sociedad, ya que es un alimento ecológico que no necesita un proceso de envasado y comercialización, lo que ayuda a la conservación del medio ambiente.

Es por eso por lo que debes optar por la lactancia materna y beneficiarte de ella